octubre 27, 2020
costura para niños

Costura para niños, una excelente actividad para realizar en casa.

En estos tiempos en los que los niños pasan todo el día en casa, es muy importante planificar actividades con ellos. La costura para niños es una buena opción para ayudarlos a desarrollar su destreza y creatividad, además de divertirse aprendiendo cosas nuevas.

¿A qué edad puedo enseñar a mi hijo a coser?

La respuesta es bastante sencilla, desde el momento que muestren el interés en aprender. Los niños, por naturaleza, tienden a imitar a los adultos, por lo que si crece en un ambiente donde haya personas que se dediquen a la costura, más temprano que tarde mostrará interés en hacerlo también.

Es importante tener en cuenta que los niños, hasta aproximadamente los siete años, muestran grandes habilidades para el aprendizaje. Así que, mientras más temprano sea, más fácil será el proceso.

¿Qué beneficios tiene la costura en los niños?

Los beneficios que aporta aprender costura son muchos, pero podemos englobarlos en dos campos:

Ayuda al desarrollo cognitivo:

La costura es una ciencia que requiere creatividad y atención, su práctica estimula ambos hemisferios cerebrales al mismo tiempo. Es por ello que, a una edad temprana, los niños desarrollan mucho su inteligencia y capacidades analíticas.

Desarrolla su capacidad motriz:

Debido a que en la costura los movimientos son pequeños y precisos, estimula la capacidad motriz y la coordinación visual del niño. Esto, hace que con la práctica pueda realizar cortes y costuras con una increíble precisión, habilidades que serán de utilidad en la vida cotidiana.

¿Qué necesito para empezar?

Hay métodos muy sencillos y divertidos con los que puedes empezar a enseñar a tu hijo. Para empezar, necesitarás una aguja para lana y algunos rollos.

Toma una cartulina y dibuja un patrón, seguidamente, perfora con cuidado agujeros siguiendo el trazo. Entrégale el patrón, la aguja y la lana a tu hijo y haz que introduzca la aguja en las perforaciones siguiendo el trazado. Al finalizar, el niño habrá tenido su primera experiencia en la costura.

Es importante seguir reforzando estas prácticas frecuentemente y poco a poco ir subiendo la dificultad para que hijo vaya desarrollando cada vez más sus habilidades. Luego podrás empezar a darle aguja, hilo y algunos retazos de tela para que pueda dar rienda suelta a su creatividad, eso sí, bajo tu supervisión.

Talleres de costura para niños, una buena opción si tienes poco tiempo.

Si no cuentas con el tiempo para enseñar a tu hijo a coser y este ya muestra interés, puedes inscribirlo en un taller de costura. Lo más importante es no dejar que pierda esas ganas de aprender. En estos talleres, además de aprender de profesionales, tu hijo convivirá con otros niños con la misma pasión lo que también hará que desarrolle habilidades sociales y comunicativas.

En resumen, la costura para niños es una excelente oportunidad de crecimiento personal para tu hijo, además de ser divertido y entretenido, lograrás que utilice su tiempo en actividades productivas. Y así, estarás enseñándole una profesión para toda la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *